Pimientos rellenos de carne

Los pimientos están riquísimos rellenos de carne, de pescado o de marisco. En esta receta los rellenamos de carne y verduras, y los gratinamos con queso.

Receta de pimientos rellenos de carne

Ingredientes para preparar pimientos rellenos de carne

  • Una docena de pimientos del piquillo
  • 200-250 gr. de carne picada
  • 1 cebolla o cebolleta
  • 1-2 zanahorias
  • 3-4 dientes de ajo
  • 1 copa de vino añejo o brandy
  • 1 cucharada de tomate concentrado
  • 1 cucharada colmada de harina
  • 1 vaso de leche
  • Aceite de oliva virgen extra
  • Pimienta molida
  • Sal
  • Queso cremoso para gratinar

¿Cómo preparar pimientos rellenos de carne?

  • Para preparar los pimientos rellenos de carne, cogemos una sartén, echamos un poco de aceite de oliva y hacemos en ella un sofrito con la cebolla pelada y picada, la zanahoria picadita y los ajos laminados. Salpimentamos, removemos bien y dejamos que tome color y se ablande.
  • Una vez listo el sofrito, añadimos la carne picada, subimos el fuego al máximo, rehogamos, salpimentamos de nuevo y removemos bien.
  • Echamos el tomate concentrado, lo mezclamos bien y añadimos el vino (o el brandy). Vamos removiendo hasta que reduzca y en ese momento agregamos la harina para darle espesor al relleno de los pimientos rellenos de carne.
  • Una vez que la harina está en la sartén, no debemos dejar de remover durante 2-3 minutos para que no se queme. Añadimos la leche y seguimos removiendo otros 5 minutillos para que la salsa espese y reduzca.
  • Una vez que el relleno de los pimientos está listo, sólo tenemos que coger los pimientos y rellenarlos.
  • Vamos poniendo los pimientos rellenos de carne en una fuente apta para el horno, los espolvoreamos con queso en abundancia y los metemos en el horno, a gratinar, unos 4-5 minutos, de esta forma el pimiento sabrá más dulce... Listos, unos pimientos rellenos de carne deliciosos y muy completos.
  • Foto y fuente: El Cocinero Fiel
Nota del autor:

Si no tienes tomate concentrado, puedes echar en un cazo 2-3 cucharadas de tomate frito y dejarlo reducir a fuego medio hasta que mengüe casi hasta la mitad de su volumen (cuidado suele saltar mucho, por lo que es bueno que lo tengas tapado con algo que deje escapar el vapor para que se reduzca), no es lo mismo, pero te sacará del apuro y los pimientos rellenos de carne quedarán igualmente deliciosos.

Una vez que los pimientos están rellenos, puedes rebozarlos, pasándolos por harina y huevo batido, o empanarlos, pasándolos por huevo batido y pan rallado, y freírlos en abundante aceite caliente. Yo no lo hago así porque me parece un exceso de grasa innecesario (además de porque es más lioso), pero si te gusta así, hazlo.